Tesla anuncia la nueva versión de su sistema operativo para los vehículos V10, la cual incluye Spotify, Netflix, YouTube, Cuphead y más.

Los vehículos con la versión V10.0, podrán hacer lo siguiente:

  • Ver peliculas en Netflix, siempre y cuando el vehículo esté estacionado.
  • Ver YouTube, siempre y cuando el vehículo esté estacionado.
  • Ver Hulu y Live TV, siempre y cuando el vehículo esté estacionado.
  • Jugar Cuphead, siempre y cuando el vehículo esté estacionado. Se tiene que conectar el control de Xbox en el puerto USB para poder jugar.
  • Escuchar música directamente en Spotify sin necesidad de tener tu celular enlazado, se necesita ser “premium“.
  • Karaoke, ahora el sistema incluye una función donde tu música podrá desplegar las letras de las canciones en pantalla.
  • Buscar en los mapas “Me siento con suerte”, te recomendará un lugar nuevo para visitar, que seguramente tendrá cargador.
  • Buscar en los mapas “Tengo hambre”, te recomendará un restaurante.
  • Smart Summon, para los que tienen el paquete FSD (Full self-driving) podrán empezar a invocar su carro desde donde estén ubicados, ejemplo, sales de una plaza comercial, te ubicas en la puerta de salida, pulsas el botón en la aplicación “Come to me”, y listo, el vehículo llegará a donde estés tú.

Estas son las principales novedades que se conocen de la versión, seguramente llegarán mejoras que se desconocen y pronto saldrán a la luz.

Los automóviles del futuro no dependen únicamente del motor y de la potencia, hoy en día, gracias a Tesla, los automóviles van a depender mucho de su software para atraer nuevos compradores.

Como usuario Tesla, en verdad estoy muy contento con el trabajo que hacen en cuestión de entretenimiento; nunca llegué a pensar que un vehículo pudiera lograr una conexión tan grande con el usuario a como lo es con el smartphone hoy en día. Sin duda alguna, después de estar en un Tesla, volver a otro carro lleno de botones y una pantalla de 3 pulgadas es un reproche; no sé cómo pudimos vivir tanto tiempo con esos sistemas tan obsoletos, solo me queda decir… ¡gracias, Tesla!