Samsung decidió detener las actualizaciones de Android Oreo, la nueva versión de Android para el Galaxy S8, debido a un problema que se encontró en el equipo, este se reinicia constantemente.

SamMobile detectó que la actualización 8.0 (G950/G955-FXXU1CRAP) empezó a llegar este lunes a los equipos, y que Samsung trabaja en una segunda actualización rápida (algo como 8.0.1), mas no sabían del por que, ahora se sabe que la actualización reinicia “inesperadamente” los Galaxy S8 y S8 Plus.

Dentro de lo malo-bueno, Samsung no habia lanzado la actualización mundialmente, empezó en la india y después pasó a Europa.

Es impresionante como Samsung no puede detectar este problema en la etapa “beta”, pobre de los usuarios que actualizaron y que van a tener que sufrir dias con este problema en su equipo.