Cuando Tesla diseñó las primeras estaciones de carga (supercharger) quizás no se imagino que estas se llenarían de tantos vehículos simultáneamente (no se imaginó el éxito que tendría la empresa) y fueron diseñadas no tan grandes, normalmente caben de 8 a 12 carros aproximadamente. Pero gracias al crecimiento de Tesla esto se ha convertido en un problema, estas siempre están llenos y los tiempos de espera para carga ya se estaban haciendo más largos y los clientes no estaban contento, la respuesta de Tesla es: estaciones que son casi tres veces más grande (40 supercargadores) de tamaño y aparte tiene su propia tienda para vender productos, al puro estilo gasolinera – tienda que ya conocemos en todos lados.

Tesla ya tiene dos de este tipo de estaciones en California, estado donde tiene más popularidad los vehículos, exactamente en Kettleman City y Baker. Estas cuentan con paneles solares en sus techos, todo el sistema de baterías de Tesla para darle carga a todos los vehículos, incluso, en planos obtenidos Electrek, se puede observar que también hay un espacio para autobuses, se desconoce si es pensado en el camión de Tesla que está planeado presentar hoy (16/11/17).