SHARE

Si, el gigante de los periféricos para gamers acaba de lanzar un smartphone. El Razer Phone. El Razer Phone es un teléfono de “gama tope”, el cual tiene especificaciones “brutales” para que los gamers le saquen jugo. Razer esta apostando por nuevos mundo, ya hacer laptops para gamers, ahora entra al mundo de los smartphones.

Pantalla: 5.2″ 1140p 120Hz “ultramotion”
Procesador: Snapdragon 835
RAM: 8GB
Almacenamiento: 64GB
Cámara traseras: 2x 12MP f/2.6 y s/1.8
Cámara delantera: 8MP
Batería: 4000mAh
Otros: Ranura SD, No cuenta con Jack 3.5, incluye adaptador, Android 7.1.1, llega Android 8.0 hasta el siguiente año, USB-C.


Bueno, ya viste las especificaciones principales, ahora vamos a platicar de lo bueno y lo malo.

Lo bueno

Tiene especificaciones tremendas para jugar de una manera increíble, los 120Hz van a hacer que la experiencia sea muy buena en el smartphone a la hora de jugar, lamentablemente los juegos tienen que lanzar una actualización para sacar jugo de esto.

Lo Malo

Unos tremendos biseles que según Razer, estos estan a “propósito” para que los gamers puedan agarra el celular sin problema, y si, siendo sinceros si juegas de manera horizontal y el dispositivo cuenta con pantalla de lado a lado como los nuevos smartphone tal ves tengas que tocar la pantalla y afecte el juego de una manera. El precio, $700 dólares, posiblemente la mayoría de los gamers NO lo van a comprar, un usuario normal (no gamer) no va pagar esta cantidad por un smartphone de una empresa nueva en el sector.

Por otro lado, a mi punto de vista, los juegos quedaron muy marcados por zonas, es decir, los juegos muy exigentes de hardware siempre van a quedar en manos de las consolas y PC, los juegos sencillos que no requieren tanto hardware como un Flappy Bird, Clash Royale, Super Mario Run que son los juegos con más éxito en los smartphone, estos pueden correr con un hardware no tan potente, yo creo que Razer no debió colocar un precio tan alto, yo se que el hardware que colocó lo vale, pero pienso que pudo haber ganado con puro software que esté funcional con sus periféricos y plataformas, en fin, falta esperar cómo se comporta el smartphone.