SHARE

Cuando el iPhone 6 Plus fue lanzado ya hace un año, los usuarios rápidamente comenzaron a darse cuenta de que el dispositivo podía doblarse cuando lo guardaban dentro de sus bolsillos o al ponerlo bajo niveles moderados de presión, a éste acto se le apodó en el mundo geek como el ‘bendgate’.

 

Ahora no podía ser la excepción y le llegó el turno al nuevo iPhone 6s Plus, a continuación te dejamos el video de FoneFox en donde le hacen las pruebas correspondientes para comprobar si el nuevo dispositivo de los de cupertino supera o no la prueba.

Según el video y como antes lo había mostrado UnboxTheraphy, el nuevo iPhone será casi imposible de doblar (al menos por error) gracias al nuevo aluminio que colocaron en el cuerpo del iPhone 6s, el cual es un poco mas grueso, y se le conoce como Series 7000.