SHARE

En mero trámite del mundial 2014 de brasil, una planta de samsung sufre un robo de película, la planta ubicada en Campinas al este de São Paulo fue la víctima, ya que este lunes en el turno de la madrugada los criminales ingresaron disfrazados de personal de Samsung, justo después de media noche, otros empleados fueron tomados como rehenes, le quitaron las baterías de los celulares de los guardias para evitar llamar a la policía  y empezó el atraco.

Mas de 1200 empleados que seguían laborando vieron como llenaban 7 camiones con laptops, Tablets y Móviles de Samsung. Según la policía la banda no era violenta, permanecieron mas de 3 horas dentro las instalaciones y ninguna persona resultó lesionado.

Grave golpe para Samsung, la carga robada fue valorada en 36 M de dólares, el cual tendrá que trabajar junto con la policía de São Paulo y reforzar la vigilancia de sus fábricas.